1, 2, 3… probando, probando…

radio baúl vintageQue mejor día para empezar esta nueva aventura que un 13 de febrero, miércoles, para más suerte. Pero no un 13 de febrero cualquiera, sin ton ni son, ni pa ti ni pa mi, sin gracia, sin fundamento… no, un 13 de febrero Día de la Radio. ¿Suena bien, eh?. Pues de eso se trata, de que suene y bien. Permitirme que en este primer post, y dado que este día me emociona especialmente, hable un poco de mi. Así nos vamos conociendo.

Recuerdo el primer día que me puse oficialmente delante de un micrófono. Rozaba los 20 años, seguía estudiando en la universidad, y una beca me permitió empezar a cumplir mi sueño. Me senté en un estudio imponente, con una gran profesional a mi lado, a la par que gran persona, con un programa ya empezado y en directo. Le mire, al micrófono, me miró, el micrófono, y nos enamoramos. Era mi primera vez y la disfruté. Desde entonces éste es un amor incondicional, comprensivo, recíproco y al que agradecer muchas cosas. Conocer a tantas personas, poder contar cientos de historias, disfrutar diariamente con quienes te sintonizan…

radio dulceHe de confesar que vivo rodeada de radios. Tengo una radio en el salón, otra en la cocina, otra me acompaña en la mesilla… Si a estas sumamos la radio que incorpora la televisión, la radio que escucho a través del teléfono móvil y que llevo en mis paseos, o la radio que sintonizo por medio de la tablet, para mayor comodidad, o a través del portátil… creo que vamos siete, y la radio del coche, tan importante en pequeños y largos desplazamientos. ¡Ah! se me olvidaba, y una radio de aire retro con la que me sorprendieron las pasadas Navidades.

La radio ha sido siempre la banda sonora de mi vida y seguro que también la tuya. La radio acompaña, informa mientras tu sigues con tu día a día, te invita a viajar, te mete en la piel de personas y personajes que de otro modo no habrías conocido, te hace soñar, y está envuelta en un halo de misterio, la de esas voces que te hablan todos los días, que no ves, pero que son ya uno más de la familia.

En este Día de la Radio me siento afortunada por formar parte de ella, y que sea, precisamente ella, mi madrina en el primer post con el que comienzo esta nueva aventura como bloguera. Seguiremos compartiendo gratos momentos como este, abordando muchos más temas, aquellos que surjan delante del micrófono o que me encuentre surcando los mares de las ondas y del asfalto.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s