Basque Fest, un gran evento creativo “made in Euskadi”

maite-cobo-pintando-en-su-standComo un barco amarrado a puerto. Así se presentaba el Mercado de la Rivera junto a la ría de Bilbao. Su color blanco, gris y granate, su conservada esencia arquitectónica de épocas pasadas, y un toque de modernidad en el acceso a las instalaciones, hacían de este lugar el mejor continente para albergar fotografía y moda vasca. Sonaba interesante y eso me invitaba a acudir, aunque no sabía muy bien lo que me esperaba. De hecho, me suele gustar asistir a este tipo de eventos con la información justa, y con un gran espacio en la mochila para la sorpresa. ¡Y tanto que sorpresa!.

Tenía ganas de visitar el imponente y reformado edificio del Mercado de La Rivera, y he encontrado la mejor disculpa esta Semana Santa. La capital vizcaína ha sido el centro de referencia cultural de Euskadi, y de todo aquel que ha querido comer, ver, oír, tocar y respirar arte, ha tenido la ocasión de hacerlo en el Basque Fest, el primer festival de la cultura y la vanguardia vasca. Destacar la tradición de este pueblo, su personalidad, la innovación, el talento y la creatividad de sus gentes, ha sido el motor de este encuentro. ¡Y que alegría encontrar caras conocidas!.

Nada más entrar, un DJ al fondo separaba la inmensa sala en dos. A izquierda y derecha se podían ver diseñadores y diseñadoras de moda exponiendo parte de sus creaciones. Entre ellas, con el delantal puesto y el pincel en la mano, mi querida Maite Cobo. El proyecto “Vas hecha un cuadro” me cautivó nada más conocerlo. Desde entonces, he tenido muchas ocasiones de entrevistarla. Es una mujer que contagia paz, serenidad, mucha creatividad y talento. Pintar es su vida, su válvula de escape, y su ilusión de cada mañana. Que la gente de a pie podamos vestir sus cuadros, es una de sus pretensiones que ha conseguido hacer realidad gracias a su tienda del Casco Viejo de Bilbao. Como te decía, allí estaba, pincel en mano, plasmando sus cuadros en una camiseta, porque todo lo que hace, camisetas, carteras, bolsos y demás complementos, los pinta uno a uno, con la paciencia que hace la devoción por el trabajo.

Otro de los rincones que más me ha sorprendido en este primer Basque Fest ha sido el proyecto “Tako”. Se resume en algo tan simple y artístico como una pieza de madera de 20×20 centímetros y 4 centímetros de grosor, que lleva impresa una obra gráfica. Arte vasco contemporáneo en un soporte original, para coleccionar, regalar, apilar, colgar, apoyar, agrupar o disfrutar en solitario. Una forma diferente de entender y compartir el mundo de la fotografía y el diseño gráfico. “Tako” es la unión de grandes fotógrafos profesionales entre los que se encuentra José Miguel Llano. Ver sus imágenes expuestas en el Mercado de la Rivera ha sido también una alegría. Entrevistarle en la radio siempre es un placer ya que, detrás de un tono suave y pausado, se esconde un ojo que capta la vida y el día a día, con una precisión y sencillez arrolladora. Imágenes que aún no siendo ostentosas, cuentan muchas historias.

Todo un acierto pasar la tarde en este edificio que tenía pendiente visitar, donde se venden, por cierto, los mejores alimentos de Euskadi, y donde he podido comprobar que, a pesar de situación de crisis que nos está calando los huesos, la creatividad está más viva que nunca y lleva el sello “made in Euskadi”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s